30 AÑOS DE LA PANTANÁ DE ALZIRA (1982-2012)

Después de tantas vergüenzas reconocidas tras la rotura de la presa, después de tantos años esperando que a los perjudicados por el azote tan brutal cometido fueran absueltos de sus préstamos bancarios para rehacer su vida o que el gobierno entonces de un cínico Lerma que nunca pidió lo que la zona catastrófica de Levante demandaba y prefirió seguir haciéndole la pelota a su líder Felipe González y de alguna forma hacerle ver al PSOE que Alzira y su comarca saldrían solos de sus defenestradas catástrofes y que ojo no se les midió con los mismos raseros que la anterior riada de Bilbao un año antes, donde cobraron casi enseguida y poco tiempo después también ocurrió en Barcelona y recibieron ayudas antes de que estornudasen.¿Porqué?, ¿Porque a la Comarca de la Ribera el dinero abundante como Bilbao o Barcelona no llego y quién se lo llevó?.


 



Pero claro de aquello ya nadie se acuerda, pero yo sí y hoy en día reivindico que pasados treinta años, a los ciudadanos Valencianos que sufrieron la fatalidad de ser absorvidos por una terrible PANTANADA, aunque fuera designada zona catastrófica, vinieran personalidades como el presidente del Gobierno, los Reyes de España y el Papa Juan Pablo II, que imaginamos que estos vinieron porque era de una gravedad máxima lo ocurrido en aquel 20 de octubre del año 1982.




Pero después de tanto tiempo ¿porque no se depuraron las responsabilidades y cesaron altos cargos que aducían que donde estaba situado el epicentro de la gota fría, no había peligro de desbordamiento?, hoy esos cargos aún tienen cargos en sus partidos políticos, pero la historia, el cazurrismo de nuestro país y el mesinfot de estos unido a la desorganización que en aquellos días se palpaba y donde casi pocos ciudadanos se podían acoger para poder pedir explicaciones, sino habías pagado unos seguros, como muchos tenían y pudieron rescatar por medio de los fondos de rescate de los seguros parte de esas ruinas familiares o empresariales, pero quiénes no dispusieron de seguros, se quedaron con la miseria que a fondo perdido dispuso el Banco de España y que había que devolverlo poco a poco esas 125.000 pesetas que no daba ni para pagar un 2% de lo perdido por vivienda. Pasado todo este tiempo y todos los que ahora viven cuando caen cuatro gotas les vienen los nervios y si llueve en varios días seguidos se acobardan porque piensan en lo peor y es que cuando sabes que el júcar cuando se desborda lo hace contundentemente, pues el pánico vuelve a dejarse notar, y en los últimos años muchísimas familias lo han ido perdiendo todo cada vez que el Río se ha desbordado.


Estamos en 2012 y el veinte de octubre harán treinta años de aquella fatal semana, donde no solo vidas,enseres, animales, cosechas se llevó por delante, sino que se llevó algo más que eso, algo cómo la vida tranquila de unos Alzireños concretamente, que el Júcar había dejado respirar, para que sus gentes se rehacieran nuevamente y donde esa paz, esas casas y familias contentas con o sin sus problemas diarios, pero donde las puertas de las casas se dejaban abiertas sin problema, donde la vida se hacía en la calle, donde la amistad era otra cosa, donde no importaba tener demasiado para

vivir bien y donde esos campos de naranjos aún seguían dandop muchos beneficios y donde a raíz de ese 20 de octubre todo se truncó y cambió el aroma de Alzira, de sus gentes, de sus filosofías, de sus familias, de sus gentes, donde las puertas se cerraron y solo se abría pero con miedo, muchísimos Alzireños y Alzireñas de la fuerte depresión de las pérdidas ocasionadas, jamás fueron los mismos y muchos, muchos morirían de pena, donde muchísimos de esos ciudadanos se quedaron con las ganas de cobrar alguna ayuda, después de 20 años reivindicando sus derechos, aunque hubieran pagado sus seguros. Después salieron errores con la Plataforma de Afectados, donde al parecer no se hicieron las cosas como se debieron, tampoco muchas de las ayudas como los famosos jamones no llegaron nunca a los ciudadanos y ciudadanas Alzireñas, sino que alguien cambió el rumbo de ese trailer.


Hoy estamos aún a tiempo de volver a desenpolvar el sumario de los afectados de aquella pantanada y dejárselo a jueces implacables de España, que los estudien folios por folios y que vuelvan a citar a los imputados de aquel caso donde nadie salió perjudicado, pero nadie fue preso, nadie tuvo ninguna culpa de no hacer llegar las ayudas con corrección, nadie pidió lo justo para los afectados y por si fuera poco 20 años de litigios no era suficiente escarmiento a los Valencianos después de una brutal y salvaje Pantanada que lo arrasó todo, cuando tanto Bilbao, Barcelona y después muchas otras ciudades de España que han tenido las mismas ruinas patrimoniales, como Murcia, Jaén, etc... Tuvieron una respuesta totalmente distinta, pero aún estamos a tiempo. Ahora se están haciendo juicios por los fallecidos republicanos de la Guerra Civil y se establecen un montón de actuaciones policiales, forenses, laboratorios a su disposición y trabajadores municipales que han ayudado y ayudarán para esclarecer los casos pendientes de más de 200.000 republicanos desperdigados por carreteras, arcenes, cunetas, pozos o llanos, además de los que ya se han encontrado.



Por otro lado están ahora investigando los más de 300.000 niños que fueron vendidos por curas, matronas, médicos y monjas en hospitales a gente más pudiente de los años 60 en nuestro país, adopciones ilegales y que están alarmando a la población y donde se están poniendo todas las ayudas posibles para saber con certeza que es lo que ocurrió con los niños y niñas que decían nacieron muertos y que eran todo una trama falsa, donde hicieron negocio con estos niños y niñas dándolos en adopción a otras familias y donde hoy por hoy no lo olvidemos están siendo ayudadas todas las familias que en España y en el Extranjero tuvieron deseos de saber la verdad y el gobierno está apoyando el seguir buscando esas verdades escondidas.


Y en esa misma línea afirmo taxativamente deberían ir las quejas de los Alzireños y Alzireñas por medio de una Plataforma de Afectados de la Pantanada Tous del año 1982, que deseen que se reabra el caso Tous y que vuelvan a mirar con lupa todos los derechos, reivindicaciones, causas abiertas a técnicos y políticos, y que juzguen con honrabilidad y con determinación a quiénes no permitieron traer las ayudas demandadas por cada ciudadano afectado y que si tiene que caerles a las familias nuevos ingresos por el daño ocasionado y por los muchos años sin hacernos caso, pues que lo hagan, ya que los casos de esta fatalidad no prescriben, se pueden tapar como se hizo con este caso pero no prescriben sus daños u obviedades.

 

Firmado Por; Alfred Bonamanta, Ruud West Gilabert, Carla Lluch y Trénor Izquierdo.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0