LA PEDERASTIA EN LA IGLESIA CATÓLICA

Estas palabras decía el Obispo Bernardo Álvarez;"Puede haber menores que sí lo consientan -referiéndose a los abusos- y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan". Con estas palabras ha descrito el máximo responsable de la Iglesia en Tenerife, el obispo Bernardo Álvarez, el grave problema de los abusos a menores en una entrevista en el diario local 'La Opinión'.¿Pero qué clase de majaderos hay en la Iglesia Católica, se están volviendo todos majaretas y gays obscenos, o es que nosotros somos de otro planeta?.


El obispo además compara la homosexualidad con los abusos y, aunque asegura que la diferencia entre la homosexualidad y los abusos está clara, plantea una pregunta: "¿por qué el abusador de menores es enfermo?".

 

 

 

En cuanto su opinión sobre los homosexuales, Álvarez, pese a que asegura respetar esta condición sexual vuelve a mostrar su lado más crítico y afirma que "el fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad". Hay una epidemia pedófila en serie, llamada; "La Epidemia de las Sotanas y está barriendo por todo el Mundo, desde Inglaterra, Alemania, pasando por Italia, por Irlanda, por Estados Unidos, por Brasil, por España y subiendo además en Brasil se ha encontrado un libro el cuál tiene por título;" Manual del Cura Pedófilo"un cuadernillo que circula desde hace meses, entre los sacerdotes con inclinaciones non sanctas, creado por el Padre Edson Ives Do Santos, el cuál reconoció que planeaba su aberrante liturgia en base al "Manual del Cura Pedófilo", además decía en ese manual que; "Me preparo para salir de caza, con la certeza de que tengo a mi alcance, a todos los garotos(chicos), que me plazca.

Para el obispo, hoy en día "no es políticamente correcto decir que es una enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano. Eso que decía cualquier diccionario de Psiquiatría diez años atrás, hoy no se puede decir".

Además, considera que debido a la homosexualidad "a la larga pagaremos las consecuencias como las han pagado otras civilizaciones". Álvarez aconseja que para que no se lleguen a estos extremos "hay que promover la educación e inculcar los valores de la feminidad y la masculinidad".



 

 

  

A la pregunta de si hay que orien

tar la homosexualidad, el obispo se muestra aún más crítico y afirma que "no se puede dejar a las personas libradas a lo que salga (sic), ¿por qué no hacemos lo mismo con la violencia o con otros impulsos que tiene el ser humano?". Finalmente, asimila (la homosexualidad) a las agresiones sexuales, que "la persona practica como puede practicar el abuso de menores".

 

-Me gustaría que alguien oye esta noticia, que por favor comente la vergüenza que puede provocar ciertas palabras devenidas de un Obispo, que además no le asusta ni lo más mínimo posible sus insultantes palabras.

Por su parte, el obispado de Tenerife ha explicado que Bernardo Álvarez no ha tratado con sus declaraciones de justificar "en ningún caso, un hecho tan condenable como es el abuso a menores". En cuanto al resto de las declaraciones, el obispado remite únicamente a la entrevista.

 


 

Declaraciones que han abierto una fuerte polémica, sobre todo después de que algunas Diócesis de la Iglesia Católica, especialmente en EEUU -Boston, 

San Diego, Los Ángeles - e Irlanda -Dublín-, se hayan visto implicadas en graves escándalos de pederastia por los que la Iglesia ha llegado a realizar pagos millonarios a las víctimas.


Según el periodista y escritor español Pepe Rodríguez, autor de Pederastia en la Iglesia Católica, “el problema fundamental no reside tanto en que haya sacerdotes que abusen sexualmente de menores, sino en que el Código de Derecho Canónico vigente, así como todas las instrucciones del Papa y de la curia del Vaticano, obligan a encubrir esos delitos y a proteger al clero delincuente.
En consecuencia, los cardenales, obispos y el propio gobierno vaticano practican con plena conciencia el más vergonzoso de los delitos: el encubrimiento”, dice Rodríguez.

El padre Alherto Athié Gallo, que fue víctima de abusos por parte de sacerdotes en su juventud, explica que “dentro de la estructura jerárquica de la Iglesia, existe una especie de consigna generalizada respecto de la forma como debe enfrentarse esta problemática, manera que, cuando empieza a presentar sobre todo, desde el momento en que surge a la luz pública, se aplica sistemáticamente particular silos implicados son autoridades personajes considerados importantes para institución eclesiástica)”.




 

Para finalizar deciros que según el Teólogo Christian Weisner; 

"La Iglesia Católica necesita una revolución, un enfoque nuevo hacia la sexualidad, y el procesamiento de este tipo de crímenes. De otra manera, su reputación se arruinará para siempre" y 

La teóloga Uta Ranke-Heinemann dijo que la Iglesia Católica "desde el Vaticano hasta los sacerdotes en el llano ayudaron a garantizar la impunidad absoluta de los abusadores. Existen dos documentos internos (que muestran) que la Iglesia Católica se toma el trabajo de mantener el abuso en el secreto absoluto".

 

 

Fuente de la Información;El Mundo.es/Análisis de ;R.D.A.

Escribir comentario

Comentarios: 0