LOS POLÍTICOS NO TIENEN LEYES Y PENAS EN CONTRA DE ELLOS?

Si me permitís, os contestaré más rápido que un bólido de carreras; ¡¡NOOO!!, los políticos desgraciadamente, no tienen penas ni leyes que por sus choriceos, mangoneos, prevaricaciones, robos u expolios sean condenados directamente porque así lo firmaron los padres de la democracia  y lo hicieron constar en la Constitución, poniendo en letras diminutas, que ellos son inmunes, están exentos de cualquier escarnio público y que no deben pagar sus bufonadas, traiciones, vilipendios o atropellos a las gentes que les votan, porque no son responsables de sus actos, ya que se pueden equivocar más que nadie, se pueden resbalar más que nadie, pueden prevaricar salvajemente, pueden cometer delitos contra cualquier ley, norma, código ético o capítulo de cualquier estatuto nacional, autonómico, local o internacional que se les antoje, para que no les pase absolutamente nada, y además si fuera poco entre ellos, es decir; Partidos Políticos de cualquier color, sindicatos de cualquier creencia, Iglesia Católica y sus sectas y lazos, fuentes y dirigentes Bancarios, grandes empresarios y por supuesto la señora patronal en unión con el poder judicial, el militar y el policial, que en muchos casos también se arropan, se aman y se dan unos cariñitos soberbios, porque en el fondo, aunque cada uno representa su papel en esta gran película llamada "La España Democrática", como todos sabréis solo es eso  puro teatro, pero cada cual tiene sus misiones, y el pueblo es el ternero que es banderilleado, cazado, apaleado, el azotado, ninguneado, burlado, desoído, corrompido, besado y amado solo antes de las elecciones y pateado después, pero no de ahora de siempre y ese grueso mayoritario que si se pusiera serio y adoptara medidas drásticas con quiénes lo torean y nos han llevado al desastre más absoluto, entonces otra etapa de esta España seguro que establecería, pero cómo saben que la extorsión de masas que unos partidos y otros arrastran y los llevan a sus seguidores con vendas en los ojos y bozales en las bocas, controlan a una gran mayoría, pues por eso están tan felices, con todo lo que la gente secunda o no, ya que la mayoría la tienen llevada de las correas de las creencias y de las siglas partidistas y eso lo que hace es separarnos cada vez más a los españoles, creando cada vez más y más exclusiones, unos queriendo separarse como los Catalanes o Vascos, y muchos otros pensándoselo y mientras los Nacionalismos se aprovechan de batallas que nunca quisieron encabezar, cómo ahora intenta encabezar un Artur "Más increible que nunca".


¡¡Quiero la Ley de Talión para Políticos, Banqueros, empresarios, jueces, aristocráticos y famosos que nos chulean y que prevarican!!



 

 



Ahora bien yo presentaría al consejo de ministros la siguiente "Ley anti-políticos despilfarradores y criminales", que sería instaurar en el código penal un artículo que les competa solo a la clase Política directamente y que tendría como medida central de esta reforma de políticos, sería la de introducir legalmente la Ley de Talión, la cuál se basa en un principio legal, según el cuál deberá imponerse al delincuente-estafador-prevaricador-usurpador de bienes o fondos públicos de cualquier índole o fuente, una pena igual al daño u ofensa que causó el político, también se puede extender a Banqueros, a Jueces, a Policías de alto rango, a abogados y empresarios, imprimiéndoles el método judicial obligatorio del "ojo por ojo, diente por diente", metiéndolos en la cárcel inmediatamente después incluso de ser presuntos autores de delitos y quitándoles todos los privilegios e inmunidades y dejándoles sin sueldo y teniendo la suerte de que les acometan sus juicios más rápidos por jueces internacionales no nacionales, que serán determinados en un plazo de dos dias posteriores a su encierro en prisión. Esta ley si queremos saber un poco de historia aparece real e impuesta en el código de Hammurabi y en el antiguo Testamento, además en la época de su creación significó la creación del primer intento de reglamentación justa ante las excesivas venganzas o castigos que se aplicaban hasta entonces a los delincuentes. Con el tiempo su significado estricto fue completado con la posibilidad de pagar multas equivalentes a los daños físicos causados cómo en muchos países Musulmanes hoy en día aún se realizan, cómo por ejemplo ante los casos de adulterio de las mujeres y que esta ley hoy en día a las clases altas sería una limpieza total de una casta casposa que se ha cargado todos los sistemas de bonanzas económicas que desde que España es más una nación para todos y menos para un solo color, han ido usurpando poderes a las clases medias y bajas hacinándolas en sus pobrezas y en sus lamentables deshubicaciones, provocadas por los altos y altas mujeres del poder, y luego querrán que sigamos comprándoles y gastando donde ya no tenemos...¡¡qué poca vergüenza y más Ley de Talión para todos los/las canallas!!. 


Fuentes de la Info; Lola García y Ximo Martorell   

 

Escribir comentario

Comentarios: 0