LA CARTA DE ALBERTO CASTILLO DE ALZICAPITAL

Varios medios de comunicación, entre ellos LAS PROVINCIAS, han recibido una carta que viene firmada por el gerente de Alzicapital, Alberto Castillo Martínez, quien lleva varias semanas desaparecido, en la que ahora explica las razones de su ausencia, la cual ha generado temor entre clubes de Alzira e inversores de toda España, que hasta este momento nada sabía de él. Y así resume su "Affaire" hasta el momento;

Alberto Castillo Martínez, gerente de Alzicapital

Hoy, 18 de junio, entrego esta carta en mano en Alzira. Al mismo tiempo, la envío por correo electrónico a varios medios de comunicación.

El pasado 31 de mayo, sobre las 7 de la mañana, me obligaron a abandonar el chalet donde resido. No voy a decir más sobre este tema, pues ese es parte del precio por mi libertad y probablemente por mi vida.

Si duros fueron los días pasados retenido hasta llegar a un acuerdo, tengo que decir que más duro fue cuando me mostraron las noticias y comentarios sobre mi desaparición:

Personas que el 30 de mayo se llamaban mis amigos y agradecían mi trabajo, 4 días después me tachan de ser el peor de los delincuentes. Sin saber si estaba vivo, muerto, secuestrado...

Unos abogados “sin ánimo de lucro” montan una agrupación de afectados y anuncian una querella por presunta estafa, con una misteriosa empresa oculta que cubrirá los gastos “sólo por ayudar”.

Gran cantidad de clientes de mis empresas se suman a esa querella, animados entre otros por algún comercial que se calla el millón de euros que lleva cobrados de comisiones.

Desconozco los indicios que les llegaron a asegurar que yo había huido con el dinero. Puedo dar algunos que deberían haber señalado lo contrario:

¿Alguien que huye se deja abandonados todos sus papeles privados, DNI, pasaporte, documentación de las empresas, llaves, móvil y el ordenador con los datos y las claves de todas mis cuentas?

¿Se deja gran cantidad de dinero en metálico? (me consta que los trabajadores todavía recuperaron 20.000 euros que estaban más escondidos que el resto).

Alguien que piensa escapar con el dinero: ¿paga 3 días antes a 100 personas un viaje a Ibiza? ¿Paga intereses y sueldo adelantados a algunos inversores y trabajadores? ¿Convoca la firma de un convenio publicitario para ese mismo día, con presencia de prensa y concejales? No parece la forma más discreta de fugarse.

Y sobre todo, ¿alguien que me conozca me ve capaz de huir sin siquiera una llamada, un aviso o explicación a mi familia, a los trabajadores y amigos?

Me hubiera gustado que estas personas, antes de acusar y generar la alarma y el desastre que han montado, hubieran esperado al menos el dictamen de la policía.

En fin, ahora estoy aquí y voy a aclarar varios puntos. Debo felicitar a los abogados y demás impulsores de estas querellas y grupos de afectados si su objetivo era dañar la empresa y consecuentemente a los clientes, porque lo han conseguido al 100%:

La situación a final de mayo era de normalidad, salvo los retrasos en pagos motivados por el bloqueo temporal de la cuenta moneybookers, lo que se había explicado por email a todos los usuarios de Alzibet y -vía comerciales- a los clientes con retraso en cobros.

El manejo del dinero se realiza por cuentas (bancarias, de moneybookers, de apuestas y de bolsa) a nombre de 48 personas y alguna empresa, de las cuales tenemos pleno consentimiento para actuar en su nombre. Incluir esos fondos como “dinero de clientes” en la querella es llegar al absurdo de que nos acusen de estafarnos dinero a nosotros mismos.

Estas cuentas auxiliares figuran en nuestras listas mezcladas como inversores, disfrazándose cuando sacamos fondos de ellas como “ingreso para inversión”, y cuando les inyectamos dinero como “pago de intereses o retirada de capital”, dinero que de ahí se traslada a las cuentas de valores o apuestas.

Es necesario, sin embargo, tener una cuenta central a nombre de la empresa en que las cuentas auxiliares vuelcan periódicamente beneficios, para distribuirlos cada mes.

El bloqueo de la cuenta central de Moneybookers impide sacar desde ella los beneficios que están en otras cuentas auxiliares. Cualquier intento de enviar a esta cuenta dinero de otra auxiliar provoca en este momento que Moneybookers la investigue y bloquee a su vez.

Por ello, toda la parte de beneficios correspondientes a apuestas estaba a la espera de este desbloqueo desde principios de abril, a pesar de lo cual se siguió pagando los intereses a los clientes de Alzicapital, quedando sólo por normalizar algunos clientes de 2 de los comerciales a final de mayo.

A partir del 31 de mayo, tras lo que ya hemos contado, viene otro palo. La alarma generada, las denuncias, los titulares de querella, estafa, evasión fiscal, e incluso blanqueo de capitales... hacen su efecto. A partir de ahí tenemos la mayoría de nuestras cuentas bancarias bajo observación, bloqueo o inhabilitación. Es comprensible que los diferentes organismos de seguridad del estado, y Hacienda, deben hacer su trabajo. Ahora mismo cualquier movimiento en nuestras cuentas supone delatar dónde se encuentran los fondos, y por tanto exponernos al inmediato bloqueo o fiscalización de los mismos.

Está previsto el desbloqueo de nuestra principal cuenta Moneybookers el próximo día 25, pero con fecha de este lunes 13 de junio tengo aviso de que, en vista de las querellas anunciadas en todos los medios, la cuenta será cancelada y no nos permitirán operar más con ellos.

Ello significa que no podemos usar Moneybookers para trasladar los fondos. La alternativa sería abrir cuenta en otros medios electrónicos de pago (Neteller, Paypal...), pero es imposible que admitan una empresa que aparece en titulares informativos con acusación de presunta estafa.

Por supuesto, las entidades bancarias tampoco nos van a abrir cuentas para manejar fondos que están siendo investigados por presunta estafa, evasión fiscal o blanqueo de capitales. Como he dicho, varias de las cuentas que veníamos usando han sido inhabilitadas para operar.

Así las cosas, me veo imposibilitado de continuar con la operativa que llevábamos hasta ahora, y también de retirar fondos, hasta que esta situación de pesadilla termine.

Repito. Esos abogados y demás impulsores de querellas se han lucido, pero bien.

Aclaraciones

Ahora mismo es imposible continuar la operativa que permite obtener rentabilidades de los fondos depositados en Alzicapital o Alzibet. Tampoco es posible retirar estos fondos.

La única solución es que se nos vuelva a permitir el uso normal de todas nuestras cuentas, una vez terminadas las averiguaciones necesarias por los diferentes organismos estatales.

Para ello, insto a los abogados a que presenten esas querellas y denuncias anunciadas cuanto antes, con toda la documentación necesaria, para que la justicia zanje lo antes posible la situación.

La retirada o no presentación de querella no soluciona ya el problema, una vez creada la alarma entre los bancos y gestores electrónicos de fondos, y puestas en alerta los organismos estatales citados.

Veo entonces necesario que estas querellas se presenten y se lleven a conclusión lo antes posible. Confío que en la querella se presentará el listado de la cantidad invertida por cada demandante, con el contrato firmado por mí y el justificante de ingreso en banco.

Por otra parte, no entiendo que quieran mezclar en una misma querella a los clientes de Alzicapital (que prestan dinero a una empresa española y reciben por ello los intereses mensuales pactados), con clientes de Alzibet (empresa de apuestas con sede en Costa Rica, los clientes meten dinero para apostarlo, asumiendo las ganancias o pérdidas derivadas)

La justicia determinará la cantidad que la empresa debe pagar a cada demandante. Por supuesto acataré el fallo que resulte, pero pido que esto se acelere lo más posible.

Los comerciales con acceso a información personal de los clientes deben respetar la protección de datos. No pueden facilitarse datos de inversores que no lo han autorizado.

Los abogados supongo que habrán avisado a los inversores que se suman a la querella de que sus datos van a hacerse públicos, por lo que deberán ponerse al día si no declararon a Hacienda los beneficios obtenidos, y que reclamar por vía legal intereses de un préstamo superiores al 15% anual choca contra la Ley de Usura.

Me voy a extender más sobre algunos temas comentados en diversos medios, ya que es la única comunicación que voy a emitir.

Sobre el patrocinio que mis empresas han venido desarrollando, y los acuerdos alcanzados para la temporada que viene: Como he dicho la empresa no va a poder hacer frente a pagos durante un tiempo. En cuanto sea posible, intentaré ayudar a los clubes con los que existe un compromiso. Soy consciente de la necesidad que tienen los clubes deportivos de estos fondos.

Es falso que, como ha publicado algún medio, hayan cientos de inversores en Alzira. No pasan de 15 los inversores de Alzicapital, y algunos de ellos retiraron ya el dinero.

Es falso que los trabajadores no cobrasen sueldo. Los que trabajan en el chalet cobran 12 euros la hora, y comisiones por sus resultados. Los comerciales cobran cada mes el 1% del capital invertido por sus afiliados, excepto el director comercial que cobra el 2% mensual. Algunos además son inversores, pero por supuesto no es obligatorio.

Lo más importante que tengo que decir: Quiero pedir disculpas a todos los inversores por haber sido incapaz de prever esta concatenación catastrófica. El dinero está a salvo, pero no sé cuándo podrá ser liberado.

Los inversores que llevan más de un año ya han cobrado en intereses más del 100% de su inversión, y espero que afronten con mayor confianza esta situación. Por eso pido disculpas especialmente a quienes llevan menos de un año con nosotros, y cuyo nerviosismo es totalmente comprensible.

Los inversores deben decidir en este momento si confían en Alzicapital, y van a poder esperar a que amaine la tormenta, o si no confían y se suman a la querella.

Cuando la justicia se pronuncie sobre lo que hay que pagar a cada uno de los firmantes de la querella (y les garantizo que van a recordar a esos abogados toda la vida), será el momento de recoger los pedazos y de que los demás podamos seguir adelante como hasta ahora.

Ahora, y en vista de la situación creada y las investigaciones y acusaciones en marcha, temo que sí que voy a tener que evitar por seguridad y prudencia todo contacto con familia, trabajadores y amigos, y por supuesto con medios de comunicación, hasta que la justicia resuelva. Esta es la última comunicación que haré hasta que llegue ese momento.

Los trabajadores cuyo trabajo no sea imprescindible en estos momentos, y en vista de la situación crítica creada, van a perder su puesto de trabajo. Sirva este documento como reconocimiento explícito de que toda la culpa de este cese de empleo es mía, confío en que la gestoria pueda solucionar satisfactoriamente el papeleo. En cuanto la situación lo permita, serán contratados de nuevo.

Mi mayor agradecimiento a los comerciales, que siempre han dado lo mejor de sí mismos para atender a sus clientes. Repito que la responsabilidad de todo lo sucedido es mía, y pido a los clientes que no actúen contra un agente que sólo ofrece un producto en el que cree. (Me repugna que un comercial vaya a firmar una querella por presunta estafa, por un producto que 3 semanas antes estaba vendiendo para sacarse la comisión)

Al grupo de trabajadores del chalet, que sepan que pongo la mano en el fuego por cualquiera de ellos, y que pase lo que pase voy a estar de su parte.

Espero que los abogados y oportunistas que ahora se frotan las manos pensando en lo que van a ganar o en lo bien que les va el papel de “salvadores”, sepan luego asumir lo que han hecho y el enorme daño que van a causar.

Por supuesto voy a seguir trabajando con todas mis fuerzas por sacar esto adelante. Si no puedo en España, lo haré desde otro país. Ojalá dentro de no mucho podamos recordar esto como un bache que precede a una época más brillante.

Ánimo y la mejor de las suertes para todos.

Alzira, 18 de junio 2011.

Escribir comentario

Comentarios: 0