Scandal rumbo a la Tercera Temporada

Si miramos la serie con el objetivo que intentar inculcar de destapar en sus tramas, el morbo y los trapos sucios que existen en las lavanderías traseras de la Casa Blanca y de los demás organismos gubernamentales norteamericanos y cómo desde cualquier gabinete de abogados con un poco de enchufe puede hacer de filtro social entre estos y el gobierno, puede ser que haya como vemos suficiente capacidad de plasmar de una forma copiada cuáles armas publicitarias del "Rodillo Republicano Militar de Defensa", conducen por el mismo camino las mismas acciones actuales americanos, pero si vemos en esta serie que puede ser un ultraje, enseñar las ropas usadas y la cara fea y lo que verdaderamente pasa en los trasteros gubernamentales, pues quizá no solo saque los colores de los conservadores de ese país o de otros países que se le asemejen, sino que esta serie no la querrán ver ni en pintura, porque sacan a relucir la de mierda que tapan a los ciudadanos y por consiguiente, de lo que hasta ahora guardan en secreto y de golpe con Scandal al igual que Vigilados Of Persons, son dos estrategias de series QUE HOY DÍA EL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS HACE CON TOTAL NORMALIDAD, si con ello no llevara un halo de tratamiento impropio y de turbieza en asuntos incívicos y fuera de la ley. Pero al parecer hoy todo está bien visto, sea lícito o ilícito, y ahí está clave, que dentro de esa permisivilidad Americana que enturbia los lodazales americanos de patria y de bandera reída desde sus regentes continuamente, les gusten y aprecien que alguien como esta productora les pueda dejar mal además de poder llevarse el cazo lleno pues que lo haga, quiénes puedan colaborar con el gobierno para darles más o menos publicidad que lo hagan y quiénes quieran dar un paso adelante y ajustarle los machos a su gobierno porniendo estos trapos sucios, como línea cofrontadora, pues que lo hagan, y por ahora con éxito, por muchos problemas que hayan tenido, ya que al parecer el año pasado casi se cancela ‘Scandal’ y este se ha erigido como la revelación, creciendo poco a poco hasta superar ‘Anatomía de Grey’, su predecesora en la parrilla y el otro drama de su creadora, Shonda Rhimes.

Esta historia de éxito ha venido acompañada de una fascinación desmesurada por parte de algunos críticos, que admiraban que la serie se hubiese convertido en algo tan distinto de un año para otro. Al principio, su responsable había vendido una serie de casos algo particular, las tácticas de Olivia Pope para evitar escándalos en Washington, y en la segunda temporada decidió que no quería hablar tanto de casos aislados como de una trama algo más loca y adictiva.

 

Para la Tercera temporada "Scandal", ha fichado para su elenco de figuras, a una persona que deberá adaptar su cara a su nuevo papel, y entra una mujer extremadamente popular y muy alegre en papeles anteriores. El apetitoso guión que le han ofrecido a la "Phoebe"(Fibi), por la serie del momento y de la que todos los medios están pendientes en estos momentos, por lo seria de sus diáologos y personalidad adquirida, es una idea demasiado apetitosa y Lisa Kudrow no se ha podido resistir,aunque desde luego si a nosotros nos lo dicen aunque sea de calendabro firmamos ipso facto. Después de centrarse de forma prácticamente exclusiva en su serie online ‘Web Therapy’, por fin se ha decidido a volver a la televisión convencional con un papel recurrente en ‘Scandal’. Aquellos que la sigan entenderán que no se sepa prácticamente nada de su papel, debido a que la creadora Shonda Rhimes adora los giros y las sorpresas, pero se rumorea que será una política que por alguna razón entrará en contacto con Olivia Pope, la resuelve-problemas más popular de Washington y amante del presidente de los Estados Unidos.

Esta vez Kudrow ha optado por jugar sobre seguro. Un año después de terminar ‘Friends’ quiso volver al medio con un proyecto con pedigrí, una serie llamada ‘The Comeback’ que se estrenó en HBO. Pero la jugada le salió mal, la cadena canceló el proyecto tras una temporada y entonces abandonó la idea de participar en otra serie. Se ciñó a papeles secundarios en cine y se centró en su papel como productora del docu-reality ‘Who do you think you are’ y ‘Web Therapy’, una baratísima webserie donde ella es la protagonista absoluta y que produce con Dan Bucatinsky, que ya es recurrente en ‘Scandal’. Una empresa que, por cierto, tuvo éxito: Showtime le compró los derechos para emitirla y caras conocidas como Meg Ryan, Meryl Streep, Courteney Cox y Natasha Bedingfield han accedido a psicoanalizarse en su consulta.

Será interesante, por lo tanto, ver como se desenvuelve en el fenómeno de la temporada pasada y si la serie tendrá algún as escondido en la manga. Después de una breve primera temporada con unas audiencias mediocres, ‘Scandal’ se propuso quemar cartuchos y trama en su segundo año. Ahora la pregunta es si podrá mantener el listón y el factor adictivo que tuvo en ascuas a los críticos yanquis. Si funciona, no sería de extrañar que le cambiaran el contrato a regular. La temporada pasada, por ejemplo, Scott Foley comenzó con un papel temporal y Rhimes acabó tan convencida que este año es un personaje fijo.

 

Sin duda para la tercera temporada, se guardan tramas muy suculentas, donde los nuevos personajes harán distibuir mejor las posibilidades de la serie, y atajar con más brío los números de ganacias de sus productores.

Escribir comentario

Comentarios: 0