Noticias de Agricultura

Clases de Tomates
Clases de Tomates
Invernadero
Invernadero


Para Volver Al Inicio>>>>



LA UNIÓ califica como “muy desastrosa” la campaña citrícola en la comarca de la Ribera Okitsu y Satsuma antes y ahora Navelina, con resultados catastróficos para los agricultores

LA UNIÓ de Llauradors muestra su preocupación ante la campaña tan desastrosa que vive en estos momentos la variedad Navelina en la Ribera, de la que aproximadamente un 30% de la cosecha se va a quedar en los árboles porque sólo se recolectan calibres grandes.

La importancia de esta variedad es elevada en el panorama citrícola valenciano pues representa el 44% de la producción de naranja y el 23% del total citrícola. El 28% de la producción de Navelina se encuentra en la Ribera.   

El argumento esgrimido por los operadores comerciales para dejar de recolectar buena parte de la cosecha es el bajo calibre de la fruta y así únicamente se recolectan en el campo aquellos calibres superiores a los 70 milímetros, aunque en contra de lo anterior cabe señalar que en la pasada campaña se recolectaban los de 67 milímetros. También pasó lo mismo con la Okitsu, lo que da a entender un posible pacto de los operadores comerciales.

Pero el problema a juicio de LA UNIÓ es otro y se debe más bien en la falta de demanda en el mercado hacia nuestra naranja. Las producciones de nuestra Navelina y las procedentes del Cono Sur se han solapado este año en los mercados. La campaña nuestra por las condiciones climatológicas especiales de este año vino atrasada y la del Cono Sur también, algunos operadores comerciales desaprensivos de aquí se apresuraron a competir con una naranja sin las condiciones adecuadas todavía con otra de buena calidad importada. El resultado ha sido el hundimiento del mercado de la naranja Navelina y la preocupación por ver cómo afectará a las otras variedades más tardías.    

La única opción que les está quedando a los agricultores es venderla para zumo con unos precios irrisorios, 0,07 céntimos/kg si la recoges y la llevas tu al almacén o 0,025 céntimos €/kg si te la recogen en el campo y se la llevan. Los costes de producción de la variedad Navelina, según los datos del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), son de unos 0,22 euros/kg.

Las consecuencias para los productores son graves pues el hecho de que se le recoja menos cosecha o se le pague poco por su fruta provocará una importante perdida de ingresos, pero también una reducción de trabajo grande en almacenes y menos trabajo para los collidors que tendrán menor protección social añadida para el resto del año (menos días cotizados implica menos derecho al paro). También ocasiona problemas de seguridad en el campo pues los campos parecen no recolectados y son atractivos para los robos al existir almacenes fantasma que se dedican a comprar fruta hurtada.  

En la Ribera la situación puede ser dramática para los agricultores que no pueden reinvertir en su explotación para hacerla más competitiva y también para las cooperativas o almacenes que están sobredimensionados con unos costes fijos. En la Okitsu sólo se recolectaron calibres muy grandes, en la Satsuma los precios fueron bajísimos y ahora con la Navelina llega el caos y desastre.

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA UNIÓ aconseja estudiar bien la rentabilidad antes de plantar algún cultivo alternativo

17 de julio de 2013.- LA UNIÓ de Llauradors recomienda a los agricultores valencianos que pretendan plantar algún cultivo alternativo a los actuales implantados en el campo valenciano que recopilen la suficiente información y se informen bien antes de realizarlo pues la supuesta rentabilidad podría ser inferior a los costes y al tiempo en conseguir ingresos. 
Existe en estos momentos un auténtico furor por buscar cultivos rentables que sustituyan sobre todo a los cítricos que comienzan a entrar en declive y uno de estos es el kiwi del que se están haciendo numerosos cursos y charlas. Frente a los informes excesivamente positivos que están apareciendo en los últimos meses, y que prácticamente ponen al kiwi como el cultivo salvador de nuestra agricultura, LA UNIÓ pide prudencia y que se valore de forma, fundamentalmente económica, las ventajas e inconvenientes del cultivo. 
En este sentido LA UNIÓ ha hecho un informe en el que se detallan los elementos a tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de decantarse por el cultivo del kiwi. Lo más importante es el aspecto económico. Las informaciones sobre rendimientos y precios en origen  del kiwi son demasiado optimistas. Producciones de 40.000 kg/Ha, como se dice,  son muy difíciles de conseguir, porque el rendimiento medio de los principales países productores (Informe FAO) es de unos 27.000 kg/Ha y según el Ministerio de Agricultura en 2009 el rendimiento medio español fue de algo menos de 23.000 kg/Ha. También señala que el precio medio a percibir por los agricultores se ha situado en el orden de 1 €/kg, cuando según informaciones recientes el precio medio percibido por los agricultores españoles en la campaña 2011-2012 fue de únicamente 0,51 €/kg. 
Hay que tener en cuenta que todas las experiencias de kiwi que tuvieron lugar en la Comunitat Valenciana durante los años 90 fracasaron por cuestiones medioambientales y agronómicas. En estos momentos los problemas derivados del cuajado parecen solucionados, no así los de adaptación a nuestras condiciones climáticas. La mayor superficie cultivada de kiwi en España se encuentra en la costa atlántica, en la que tienen unas condiciones climatológicas radicalmente distintas a las nuestras. Es por este motivo por el que se requiere una fuerte inversión inicial en infraestructura. En segundo lugar hay que resaltar el grave peligro del Chancro Bacteriano del kiwi del que no hay solución y que ha arrasado las plantaciones de kiwi en el resto del mundo, debido a la poca importancia que desde las Administraciones se da al control fitosanitario de las importaciones de material vegetal y al egoísmo de algunos desalmados. Por ello es cuestión de tiempo que el Chancro llegue a nuestro territorio y arrase con el kiwi con el consecuente quebranto económico debido a las fuertes inversiones iniciales.  
Con esta información, y según el estudio de viabilidad económica realizado por LA UNIÓ, las principales magnitudes económicas se pueden resumir en que los ingresos comenzarán a superar a los gastos a partir del séptimo año, que el flujo acumulado (año en el que se recupera la inversión inicial) sería a partir del vigésimo primer año o que el margen bruto se sitúa del orden de 0,32 €/kg y el umbral de rentabilidad es de 0,3248 €/kg.
Por todas estas cuestiones LA UNIÓ pide responsabilidad a todos aquellos que van proclamando las bondades de este cultivo sin contrastar los “potenciales” resultados y prudencia, información y la realización de un estudio de viabilidad económica personalizada a todos aquellos agricultores que tengan pensado invertir en la plantación de kiwis o cualquier otro cultivo alternativo. 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Presentación de la empresa valenciana Pelamatic

Hoy miércoles 17 de julio, a las 11,30 horas, la empresa valenciana Pelamatic presentará en la tienda puntdesabor.com su gama de pequeños electrodomésticos adecuados para los hogares y también para procesos industriales (restauración o cuarta gama) que contribuyen a fomentar el consumo de frutas y hortalizas.


La empresa, ubicada en Albalat de la Ribera (Ribera Baixa), está especializada en el diseño y fabricación de pequeños electrodomésticos, entre ellos una amplia gama de máquinas peladoras como la Orange Peel.


Esta máquina permite pelar de forma rápida y sencilla cualquier tipo de fruta u hortaliza como naranjas, manzanas, limones, peras, ciruelas, melocotones, kiwis, patatas, tomates, berenjenas, etc. Su tamaño y diseño permiten que pueda ocupar un reducido espacio de la cocina, además de una limpieza rápida y sencilla.
puntdesabor.com y su organización impulsora LA UNIÓ de Llauradors prosiguen así su apuesta por empresas valencianas para seguir desarrollando su proyecto. Por ello en la presentación estará el secretario general de LA UNIÓ, Ramón Mampel, junto a José Luis Pérez, de Pelamatic. 
Presentación Pelamatic y su peladora Orange Peel
Día: Míercoles 17 de julio de 2013
Hora: 11,30 horas
Lugar: Tienda puntdesabor.com, calle San Vicente 16 de Valencia

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA UNIÓ de Llauradors estima los daños por el pedrisco de ayer en más de 30 millones de euros

Ha afectado a más de 13.500 hectáreas en las provincias de Alicante y Valencia 
LA UNIÓ de Llauradors estima los daños por el pedrisco de ayer en más de 30 millones de euros  
LA UNIÓ reclamará ayudas y confía en un cambio del Ministerio de Agricultura en su política de apoyo a los seguros agrarios 
28 de mayo de 2013.- LA UNIÓ de Llauradors informa que las tormentas de agua y pedrisco de ayer por la tarde-noche han provocado daños en la agricultura de algunas zonas de nuestra geografía por valor de más de 30 millones de euros. El pedrisco ha afectado a unas 13.500 hectáreas en la provincia de Valencia y Alicante. Las zonas más afectadas son la Ribera Alta y Utiel-Requena en la de Valencia y la Marina Alta en la de Alicante, aunque también hay daños en el Alto y Medio Vinalopó o en el Comtat.  
En la Ribera Alta los daños se centran fundamentalmente en un radio de acción de 2.000 hectáreas de cultivo situado en las localidades de Tous y Alzira. Ha afectado sobre todo a los cítricos, el caqui y los frutales. En la localidad de Tous la afección media puede ser del 70%, mientras que en Alzira la incidencia es menor y ronda el 35%. Los daños directos para los cultivos podrían oscilar los 5 millones de euros.
En Utiel-Requena el pedrisco ha afectado a una extensión de aproximadamente 8.000 hectáreas de cultivo en toda la comarca, aunque la principal afección está en Venta del Moro y Villargordo del Cabriel. El cultivo más perjudicado es la uva de vinificación, con una afección media del 70% y en algunas parcelas llega al 100%. Tanto el cultivo del almendro como el olivo también se han visto afectados aunque al tener menor superficie de cultivo que la viña, la valoración económica es muy inferior. En una primera estimación las pérdidas económicas serían de unos 18 millones de euros.
En la Marina Alta el granizo ha alcanzado a unas 1.500 hectáreas de terrenos agrícolas. Los cultivos más afectados son los cítricos, la uva tanto de mesa como de vinificación y el almendro. Las poblaciones donde se observan mayores daños son Pedreguer, Xàbia, Gata y Denia. La estimación económica de pérdidas es de alrededor de 5 millones de euros. La media de daños en el conjunto de la comarca es del 60% aunque en algunas zonas el porcentaje es superior al 75%.
En el Alto Vinalopó los daños se localizan sobre todo en unas 1.200 hectáreas de viña, frutales, cereza y almendros. La localidad más afectada es Villena donde las pérdidas rondarán el millón de euros. En el Medio Vinalopó la población más afectada es Novelda donde se han visto afectadas unas 800 hectáreas de uva de mesa y de vinificación, así como almendros y olivos. Los daños aproximados aquí también se sitúan en un millón de euros. En la comarca del Comtat el daño se centra en el almendro y en menor medida en el olivo.
LA UNIÓ va a solicitar ayudas y también exenciones fiscales para los afectados. De forma urgente ha solicitado el reparto gratuito de productos fungicidas y cicatrizantes para reparar la afección de la piedra en los árboles. LA UNIÓ muestra su preocupación por el descenso de las subvenciones al seguro agrario que ha hecho encarecer las pólizas y en consecuencia retrae a los agricultores a contratarlas. Ya pasó con la cereza y la uva de mesa donde la contratación esta campaña ha descendido un 27 y un 20%, respectivamente. En los cítricos, principal cultivo asegurado y actualmente en periodo de suscripción, las perspectivas no son tampoco demasiado halagüeñas. LA UNIÓ va intentar que el Ministerio de Agricultura rectifique su actual política de descenso del apoyo a los seguros agrarios, ya que podría provocar una auténtica catástrofe en un año que parece climatológicamente bastante revuelto.

Escribir comentario

Comentarios: 0

El año pasado se aseguró el 60% de la producción citrícola pero este año LA UNIÓ prevé un fuerte descenso si no vuelven las subvenciones

Ha presentado una propuesta de moción en todos los Ayuntamientos de zonas citrícolas para que las Administraciones eviten el encarecimiento del coste del seguro 
El año pasado se aseguró el 60% de la producción citrícola pero este año LA UNIÓ prevé un fuerte descenso si no vuelven las subvenciones
21 de mayo de 2013.- El pasado año se aseguró el 60% de la producción de cítricos de la Comunitat Valenciana y el 63% de la superficie citrícola pero en el actual LA UNIÓ prevé un fuerte descenso de la contratación debido al encarecimiento del seguro por el recorte de las subvenciones que lo incentivaban por parte de ENESA, dependiente del Ministerio de Agricultura. 
Más de 2 millones de toneladas contratadas, unas 95.600 hectáreas, por un valor de más de 529 millones de euros; son cifras que reflejan la importancia de este mecanismo de garantía de renta como es el del seguro citrícola para los agricultores valencianos, pero que podrían peligrar si el Ministerio de Agricultura no decide replantearse su política de descenso de las subvenciones que ha provocado un incremento del coste del seguro que pasa ahora de “tener un precio asumible como gasto de la explotación a ser desorbitado e inasumible en muchos casos”.
LA UNIÓ indica que los módulos más contratados por los citricultores valencianos (parcelas en lugar de explotaciones) son precisamente los que más sufren los descensos de las subvenciones y en consecuencia los que más se encarecen. Al descenso de la subvención se le añade además una franquicia de 60 euros impuesta por ENESA a todos los asegurados sin tener en cuenta si son profesionales, si es una organización de productores o si forman parte de una explotación prioritaria. Como la Conselleria de Agricultura aplica la parte que le corresponde de 36 euros se le suma a la cantidad del Ministerio.   
Hasta el 31 de agosto está abierto el plazo para contratar el seguro citrícola y aún hay tiempo de corregir el desaguisado. Ante la preocupación que ha despertado este tema en el sector, LA UNIÓ ha iniciado una campaña en diferentes ámbitos para tratar de lograr un solución. Aparte de los correspondientes escritos tanto al Gobierno como a la Generalitat, ha presentado una propuesta de moción en todos los ayuntamientos de zonas citrícolas para que se dé traslado a las autoridades competentes.
Esta moción plantea instar a ENESA y por extensión al Ministerio de Agricultura a valorar las repercusiones negativas que sobre la contratación del seguro tendrá un descenso tan acusado de las subvenciones y así se le conmina a recuperar el nivel de apoyo público al sistema de seguros agrarios combinados que había hasta la fecha. Del mismo modo le indica que sería deseable que retirará la franquicia tan elevada que ha puesto. 
Por su parte a la Conselleria de Agricultura se le insta a que mantenga el valor absoluto de las subvenciones que tenía asignadas para los seguros agrarios hasta la fecha y que recupere las subvenciones adicionales a la contratación de cultivos amparados por una Denominación de Origen, Indicación Geográfica Protegida o Comité de Agricultura Ecológica. 
 
Para más información: Ramón Mampel, Secretario General LA UNIÓ (609 28 29 16)

Escribir comentario

Comentarios: 0